miércoles, 19 de marzo de 2014

Musicgrafías: Owl City


Hola amigos! Hoy les traigo a un artista cristiano que no muchos sabían su credo…él es Owl city. Primero conozcamos un poco su historia.

Adam Young fue, su nombre real, fue el creador de “owl city” (ciudad búho) proyecto musical de música electrónica que nació en el sótano de la casa de Adam cuando tenía problemas de insomnio. Fue cuando decidió subir sus temas a mySpace donde rápidamente se hicieron populares y Universal Republic le ofreció un contrato discográfico y de ahí no paró su fama.
                               
  Discografía

• Of June (2007)
• Maybe I'm Dreaming (2008)
• Ocean Eyes (2009)
• All Things Bright And Beautiful (2011)
• The Midsummer Station (2012)
• TBA (2013)
• The Midsummer Station: acoustic EP (2013)




 Entrevista hecha personalmente a él donde también aclara de sus creencias:

Entrevistador: ¿Alguna vez te imaginaste logrando tanto éxito en tan poco tiempo?

Adam Young: Es imposible que alguien haya podido imaginarme en el lugar en que me encuentro hoy. Está totalmente fuera del alcance de mi imaginación. La Coca-Cola era lo que me definía (trabajaba para coca-cola en un negocio local), y fue todo lo que hice durante dos años (risas). No hay nada que decir, jamás pensé que pudieran suceder las cosas que ahora suceden, ni que podía conocer a gente como la que he conocido, ni que mi música se conectara tan bien con las personas. Simplemente intento aferrarme a esta linda vida y disfrutar este torbellino de cosas locas, porque es una gran bendición.

E: Como cristiano, ¿te sientes bendecido por tener una firme plataforma en el mercado?

Adam: Sí, así es como me siento. El simple hecho de que mi fe es como leña para el fuego en términos de inspiración, es la razón por la que escribo y compongo, y también por la cual me levanto de la cama cada mañana. Si tuviera que esconderlo, creo que sería un crimen, ya que el otro lado de la moneda, el otro objetivo por el cual hago todo esto, es salir a predicar a la gente. Como ser humano cristiano, es mí deber ser muy transparente, y estar junto a mi Creador y Salvador. Pero más allá de eso, mi deseo es que Él use los resultados de mi música como a Él le parezca más conveniente. Sin embargo, no creo que mi música pueda ser catalogada como música Cristiana, porque tiene muchos otros aspectos de mí insertos en ella.

E: Pero, sin embargo, estás recibiendo mucho apoyo desde la industria musical cristiana, y tu música está escuchándose en sus radios y festivales. ¿Cómo te sientes respecto a eso?

Adam: Pues, últimamente estoy intentando mantenerme al margen de eso (risas). No intento envolverme en publicidad diciendo "Esto es lo que es mi música, y aquí debe estar". Sólo quiero asegurarme de que mi música sea genuina, y de que verdaderamente salga de mi corazón. No importa a quien le llegue, ni cómo la use, porque eso es asunto de Dios, y no quiero entrometerme.

E: Cuéntanos acerca de la historia de tu fe. ¿Te criaste en un hogar cristiano? ¿Has tenido alguna epifanía espiritual o un momento drástico que te ha llevado a ella?

Adam: Mi historia no es épica, es muy discreta. No hubo epifanías. Crecí en un hogar cristiano con dos maravillosos padres que ya llevan 35 años casados. Cada vez que las puertas de la iglesia se abrían, nosotros estábamos allí, como muchos otros cristianos. Sin embargo, nunca pensé demasiado cuando era pequeño. Recuerdo que al terminar la secundaria, me pregunté "¿Y ahora qué...?". Supongo que esa pregunta fue la que me llevó a profundizar mi relación con el Señor. No tuve ningún accidente ni ocurrió nada extraordinario, simplemente sentí que Dios estaba llamándome. Muchos de mis amigos se fueron lejos, y eso fue desalentador; yo trabajaba para Coca-Cola, pero odiaba hacerlo; intenté estudiar algo, pero no había caso, y me dirigía directamente hacia la nada. Quizás esas cosas fueron las que me llevaron a aferrarme tanto al Señor, y también a hacer música. Entonces, pensé "Si voy a dedicarme a esto, tengo que estar bien con el Señor". Uno debe ser lo que ha sido llamado a ser.

E: ¿Hubo algún tema en especial o algún motivo que te haya llevado a grabar estas canciones para tu nuevo disco (en ese tiempo, All Things Bright And Beautiful)?

Adam: Últimamente, sólo me siento a escribir cualquier cosa, y digo "Dios, dame las canciones que quieras que escriba, y las cantaré y grabaré para ti". Más allá de eso, en cuanto a tonos, melodías y estética, no seguí nada en especial, simplemente me enfoqué en hacer un disco más maduro que los anteriores, más preparado, con más arreglos, más profesional. Siempre olvido la enorme cantidad de trabajo que necesita un muchacho en un sótano para tener listo un disco, pero es algo que me encanta hacer, y por lo que me siento bendecido. Esto es lo único en lo que creo que soy más o menos bueno (risas). Es a lo que creo que he sido llamado, así que me encargo de que sea algo genuino y saludable, no me pongo a sacar un nuevo disco con la intención de que sea mejor que el anterior. Tampoco hago los discos para venderlos en iTunes o para que aparezcan en el Billboard o cualquier otra lista de éxito.

E: ¿Cómo lidias con la crítica de las personas que menosprecian tu música por la manera en que llegaste al negocio o con la gente que no valora tu capacidad artística?

Adam: Es un poco gracioso, pero prefiero mantenerme al margen de los malos comentarios y los rumores, si los hay. Soy alguien muy sensible y es muy fácil que me tome las cosas personalmente, así que por eso es mejor así. Pero supongo que todo vuelve a lo que decía antes, y por eso es que me aseguro de hacer música desde una posición completamente genuina y sincera, para honrar a Dios con lo que hago. Si alguien se acerca a mí y me dice "Respeto lo que haces, y realmente me inspira", siento el placer más grande que puedo sentir, mucho más hermoso que cuando se me acercaron los sellos discográficos o iTunes y esas cosas. Todas esas últimas cosas podrían desaparecer, y yo seguiría siendo feliz. Si alguien se siente conectado con una canción mía, me pongo de rodillas y doy gracias al Señor. Después de todo, soy muy afortunado por poder hacer lo que hago...

La conclusión quedará a criterio del lector.
By Esteban


No hay comentarios:

Publicar un comentario